miércoles, 19 de octubre de 2016

LA PRACTICA HACE AL MAESTRO



imagen extraída de http://duelum.com.ar/

LA PRACTICA HACE AL MAESTRO

Un Curso De Milagros inicia sus enseñanzas con las siguientes tres frases:
Nada real puede ser amenazado.
Nada irreal existe.
En esto radica la paz de Dios.
Que quiere decir:
1.         Para el curso lo real es el espíritu, la verdad de tu ser es espíritu puro y eso es eterno e inmutable, nada puede amenazar o hacer daño a lo que es verdad.
2.       Lo irreal es todo aquello que viene del mundo de la percepción, todo esto es una proyección holográfica de tu mente, es sencillamente un sueño, por lo tanto, al igual que tus sueños cuando duermes no existe.
3.       Dios es amor, y su paz reside en que ya eres amor, tu realidad ya es paz y lo único que parece perturbar tu paz, es el mundo de la percepción, el sueño, tus proyecciones y eso no existe.

La práctica del curso de milagros, se basa en el perdón y el perdón del curso no es el que estamos acostumbrados, el cual reconoce el hecho, a perdonar, como real en el sueño, lo juzga según su proyección y luego lo perdona. El perdón, la práctica, de la que habla el curso se basa en estos tres puntos anteriores y es algo asi:

1.       Reconoce que lo sucedido no es real, entonces ese hecho no ha sucedido más que en tu sueño.
2.        Por lo tanto aquel que hizo lo que fuese es inocente porque en realidad no ha hecho nada, y tú también eres inocente porque aunque sea tu sueño sigue sin haber sucedido y no es real. Otorga inocencia a todos por lo que en realidad nunca hemos hecho.
3.       Por estos motivos la paz es tu ser natural y si no la experimentas es porque aun estas identificado con el sueño. Si quieres experimentar esa paz, ese amor, es todo que ya eres practica este perdón.

Estas es la teoría básica que enseña un curso de milagros y te lleva a experimentar el amor que tú ya eres, pero también te dice que para experimentarla es la práctica y no la sabiduría lo que te levara a poder vivirla.

El curso te invita a que te conviertas en un maestro de sus enseñanzas y las compartas con tus hermanos si así lo sientes, pero solo LA PRACTICA HACE AL MAESTRO, solo  practicando este perdón es como podrás enseñar y compartir con todos lo que la paz es.
Gracias por la oportunidad que me dais de perdonar y así poder experimentar la paz que ya soy.

y con esta simple enseñanza ya puedes comenzar a practicar maestro.

Julio Martín Segura

No hay comentarios:

Publicar un comentario